Sumo, glorioso Dios, Ilumina las tinieblas de mi corazón Y dame fe recta, Esperanza cierta Y caridad perfecta, Sentido y conocimiento, Señor, Para que cumpla tu santo y verdadero mandamiento.